Aquí encontrarás breves lecturas que pueden serte de utilidad e interés.

lecturas útiles

Hijos que agreden a sus padres

 

La violencia en el ámbito familiar es un fenómeno que en los últimos años ha recibido una amplia atención por parte de nuestra sociedad. Las agresiones dirigidas a los hijos o la violencia de género han vivido además de la atención la generación de una mayor conciencia social y, en consecuencia, la creación de numerosos recursos y abordajes, incluso leyes, destinados a eliminar este tipo de comportamientos.

Sin embargo, dentro del seno de la familia también existe otro tipo de violencia que no ha recibido tanta atención, la violencia de hijos a padres. A priori podría parecer un fenómeno inusual e incluso poco frecuente, sin embargo, los datos nos ponen sobre la pista de la relevancia social que este fenómeno está tomando en los últimos años. De hecho, instituciones como la Fiscalía General del Estado, pusieron de manifiesto ya en el 2010 su preocupación al respecto debido al aumento del número de denuncias de padres a hijos por agresiones.

cerillas

Estrés: Inevitable, pero no incontrolable

Todos hemos experimentado estrés con frecuencia a lo largo de nuestra vida. Aunque en ocasiones desagradable, si no dispusiéramos de este recurso nos habríamos extinguido hace muchísimo tiempo.

El organismo que mejor se adapta es el que mejor sobrevive. Para ello a lo largo de nuestra evolución hemos desarrollado la respuesta de estrés, una serie de procesos automáticos que nos preparan básicamente para huir o luchar, dos de las cosas que más hemos hecho los animales para preservar nuestra supervivencia durante miles de años.

Sin embargo en la vida moderna ya no es necesaria una respuesta así, o por lo menos no tan potente ni tan a menudo. Ya no luchamos por sobrevivir en la selva, ciertamente, pero sigue siendo útil.

piru

Autoestima: un concepto obsoleto e inútil

Autoestima etimológicamente significa aprecio o amor hacia uno mismo. Sin embargo la autoestima tiene un “apellido” el cual solemos obviar. Su nombre completo es Autoestima condicionada. La autoestima siempre es condicionada, ya que nos valoramos positiva o negativamente en función de los estándares de la sociedad. Si aquello que hago, pienso, o siento, es aceptado por la sociedad como “bueno”, entiendo que estoy haciendo las cosas bien, y me valoro como bueno o válido. Mientras los demás me den su confirmación, su permiso, me aplaudan y me digan que estoy haciendo “lo correcto” y yo esté convencido de ello, me sentiré bien respecto a mí mismo.

Del mismo modo cuando los demás no aprueben lo que hago, me censuren, o simplemente no me valoren, y yo lo asuma como algo negativo, me etiquetaré como malo, inferior, o no válido y me sentiré acorde a ello.

Página 5 de 512345