TARTAMUDEZ

Los psicólogos pueden tratar la tartamudez, ya que este problema no consiste en que las personas no sepan pronunciar (en tal caso sería un problema en la articulación -dislalia-, campo de logopedas), sino que cuando están tensos o nerviosos alteran su fluidez (disfemia).

La tartamudez en niños puede tratarse exitosamente. Si no se soluciona a tiempo pasa a ser una condición crónica. El adulto tartamudo siempre lo será, aunque puede aprender estrategias para hablar de forma fluida.

La tartamudez está muy vinculada a la ansiedad social. Tener miedo a hacer el ridículo o a que la gente se burle aumenta la presión psicológica haciendo que se tartamudee más. Es por ello que las personas que padecen estos problemas utilizan “trucos” que aparentemente les ayudan a esquivar las situaciones difíciles, pero que en realidad mantienen y a veces agravan los problemas: evitar a la gente, evitar hablar, evitar decir las palabras que les resultan complicadas, tensar el diafragma para que salga esa sílaba complicada…

¿Se siente identificado con estas situaciones? Consúltenos.